Una investigación de la WSPA - World Society for the Protection of Animals

RETIRADOS DE SU  HÁBITAT

No se sabe con certeza, el número de osos viviendo en la selva de China. El 1997, el Ministerio Forestal anuncio que habían 61,700 osos, incluyendo 46.530 Osos Negros Asiáticos, en la China. En el Plan de Acción para la Conservación de Osos publicada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) se menciono que el número de osos es menor de 20.000 especimenes en la selva.

La venta de los productos hechos con la bilis de osos en toda la China, ha demostrado claramente que la ley de Conservación de China no es efectiva.Comúnmente se cree que la bilis de un oso proveniente de la selva tiene mas poder que la bilis extraída de un oso en cautiverio en las Granjas, y que no se puede remplazar la demanda por los productos extraídos de un animal silvestre. Por otro lado, los osos son también capturados para aumentar la cantidad de osos criados en las granjas.

En cada granja visitada, los dueños admitieron tener en sus instalaciones cachorros traídos de la selva. Por ejemplo, el personal de las Granjas de osos en las Provincias de Yunan y Kuangshi, le dijo a los investigadores que los cachorros que se capturan son
vendidos a las granjas en 2000 a 3000 RMB (US$280 - 400).  El incentivo financiero para cazar estos osos es alto, considerando que un trabajador en un restaurante en China gana alrededor de RMB300 (US$40) por mes.


Con heridas en su piel causadas por las barras de su jaula, este oso vive en uma granja que dice tener un assistente técnico trabajando en sus instalaciones

Un tubo ha sido insertado en el abdomen de este oso para la extracción de bilis

EL MERCADO MUNDIAL DE LA BILIS DE OSO

Christopher Servheen de la UICN, especialista en osos, menciono que a
consecuencia del mercado por la bilis de osos, la captura de osos en la selva ha aumentado: "El aumento de la demanda comercial ( por la bilis de osos), incrementara las ganancias potenciales que resultaran por el aumento en la demanda por el uso de osos en las Granjas. Este aumento por el uso de osos en granjas puede satisfacerse en parte con la crianza de osos en cautiverio, pero también puede ser satisfecha con la captura de osos vivos en la selva. En resumen, es más probable que las granjas de osos aumentaran legalizando el uso de productos hechos de animales silvestres y creando impactos negativos en su población".

Existe evidencia que los osos son matados en Norte América, Asia e inclusive Sur América por su vesícula. Por ejemplo, en el Ecuador, personas del lugar estaban cazando los osos Frontinos conocidos también con el nombre de Oso Ucumari o tambien como Oso Careto. Estos animales eran cazados para vender su vesícula a unos comerciantes Coreanos. Cada vesícula fue vendida en US$150, valor cinco veces mayor que el salario mínimo en el Ecuador.

El Gobierno Chino dice que no se exporta fuera del territorio Chino ningún producto que contenga partes de osos o productos derivados de la bilis del oso, debido a que los osos en China están mencionados en el Apéndice I del CITES, y cualquier tipo de exportación de esta naturaleza violaría CITES y las leyes Chinas. Sin embargo, estos productos han sido encontrados en venta en muchos países.  Por otro lado, los dueños de las granjas de osos revelaron a los investigadores de la WSPA, que ellos exportan sus productos a otras regiones del Asia, incluyendo Japón, Las Filipinas, Corea, Hong Kong, Taiwán, y Singapur.

En el 1998, un hombre de negocios importo ilegalmente a Taiwan, 25.5kg de polvo cristalizado hecho con la bilis de oso. Esta importación estaba mezclada con otras medicinas en un Contenedor carguero de la China.  La
persona admitió que el regularmente contrabandeaba productos hecho de bilis de osos, para abastecer las farmacias TMC en Taiwán. Todos los dueños de las granjas que fueron entrevistados por la WSPA,admitieron que sus productos eran regularmente exportados a Corea, Japón por comerciantes.

Muchos osos son permanentemente forzados a usar correas de metal para mantenerlos bajo control. Muchos osos son permanentemente forzados a usar correas de metal para mantenerlos bajo control.